fbpx
Hay una línea muy delgada entre el odio y el amor por el correr una larga distancia en el entrenamiento.
Sabes que las largas distancias son necesarias en tu preparación para el maratón, incluso te puede gustar (más cuando ya terminaste), pero también a ver en tu plan de entrenamiento que tienes que correr 2 horas y 40 min, te da nervios y te preguntas:  ‘Soy capaz correr tanto? ¿Cómo lo voy a hacer? A veces va bien y se siente como si caminaras sobre las nubes, otras veces parece que no tiene fin y parece que no estás avanzando. ¿Cómo lidiar con esto? Aquí te dejo algunas recomendaciones:
  • Divídelo en dos o tres partes: Para ello, por ejemplo, buscas un circuito de 10 kilómetros dos veces. Lo corras una vez, te hidratas, estiras algo y luego inicias con el segundo paseo. Te lo aseguro, la segunda vez se siente como un entrenamiento completamente nuevo.
  • Divídelo en pedacitos: Solo concéntrate en los próximos 3 o 5 km, no pienses en los kilómetros que ya recorriste y solo concéntrate en los próximos 5 km, cuando tengas esos 5k piensa de nuevo en los siguientes 5k, nada más y nada menos, eso hace que la distancia sea más manejable.
  • Concéntrate en un punto en la distancia: ¿Tus piernas están cansadas? Entonces puedes concentrarte en un punto en la distancia, por ejemplo, un árbol o una casa, antes de que te des cuenta, estás allí y puedes concentrarte en el siguiente punto.
  • Corre con alguien: De por sí tienes que correr despacio para las distancias largas, por lo que también puedes platicar muy bien. Esta es una buena prueba, si no vas demasiado rápido. ¿Es difícil mantener una conversación mientras que estas corriendo? Entonces vas demasiado rápido. ¿No hay nadie que te puede acompañar corriendo? También puedes preguntar si alguien te acompaña en su bicicleta. *Escuchar música/ podcasts mientras estás corriendo es otra opción. Mientras escuchas, dejas volar tu imaginación y te metes por completo en el flujo. ¡Casi no notaras que estás corriendo!
  • Planifica tu ruta con anticipación:  Esto también puede ser un buen ‘truco’ mental. En tu cabeza haces la distancia más pequeña y manejable para que puedas ‘manejarla’ más fácilmente. *También puedes correr tu ruta favorita al revés. ¡Entonces ves todo desde una perspectiva diferente!
  Suerte en tus largas distancias. Acuérdate: la hidratación es importante, practica con un ligero desayuno antes, con los geles y después: ¡un super rico desayuno!  
Relacionado  Récord mundial en el maratón de Berlín 2018
Share This